1 de diciembre de 2016

Araceae: Biarum dispar

Biarum dispar
(Schott) Talavera (1976)


Sinónimos
Biarum bovei subsp dispar (Schott) Engl. (1879)
Biarum numidicum Parl. (1857)
Biarum rupestre Pomel (1875)
Ischarum dispar Schott (1856)

Nombres vernáculos
(cast.) Zamacuca
(ita.) Gìgaro de Bové

Familia
ARACEAE – Aráceas



Color de la flor: Flores masculinas amarillentas o rosadas, las femeninas rosadas o púrpuras, todas ellas situadas sobre un espádice purpúreo y el conjunto rodeado por una espata de color púrpura en su parte interna y púrpuro-verdoso en su parte externa.
Floración: Septiembre a Diciembre.
Ecología: Pascícola. Se cría en los pastizales vivaces de bordes de senderos y caminos, entre los pastos anuales más o menos ruderalizados o entre el matorral subnitrófilo que se forma en los márgenes de caminos, en laderas de barrancos o en linderos de cultivos. Se desarrolla sobre substratos básicos (calizas y margas), en lugares de suelos algo nitrificados, de secos a  temporalmente húmedos, pedregosos o arenosos; prefiere los lugares soleados y secos.
Rango altitudinal: 200 – 800 m.
Distribución: Mediterránea Occidental. Se distribuye por el S y SE de la Península Ibérica, Cerdeña y el N de África (Argelia, Libia, Marruecos y Túnez).


Etimología: El epíteto genérico Biarum es un término compuesto, bi- (bis)= dos veces, proviene del latín + arum que proviene del griego áron, -ou y después del latín aron(-um), que era el término con que los antiguos conocían algunas especies como la colocasia (Arum esculentum) o el dracúnculo (Dracunculus vulgaris). Por su parte el epíteto específico dispar, proviene del latín, dispar, -aris = dispar, desigual, diferente.
Observaciones: Las especies de este género (Biarum), se caracterizan por su polinización zoógama, en la que intervienen coleópteros y dípteros principalmente y que, resultan atraídos por el olor fecal que desprende la estructura floral.
Legislación: Debido a su escasez o rareza en algunas áreas ibéricas, se encuentra protegida según los siguientes criterios:
-       Comunidad Valenciana; según Orden 6/2013, de 25 de marzo, por la que se modifican los listados valencianos de especies protegidas de flora y fauna (D.O.C.V. núm. 6996, de 4 de abril de 2013); dentro de la categoría Taxon protegido no catalogado.
-       Murcia; según Decreto 50/2003 de 30 de mayo, por el que se crea el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia y, se dictan normas para el aprovechamiento de diversas especies forestales (B.O.R.M. núm. 131, 10 de junio de 2003); dentro de la categoría: Taxon en peligro de extinción.

La podemos encontrar citada en las siguientes Listas y Libros Rojos:
-       Lista Roja (2008) de la Flora Vascular Española; taxon en peligro de extinción.
-       Lista Roja de la Flora Vascular de Andalucía; taxon con datos insuficientes.
-       Libro Rojo de la Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia; taxon en peligro de extinción.
-       Flora endémica, rara o amenazada de la Comunidad Valenciana; taxon en peligro crítico.






16 de octubre de 2016

Thymeleaceae: Thymelaea hirsuta

Thymelaea hirsuta
(L.) Endl. (1848)


Sinónimos
Chlamydanthus hirsutus (L.) Griseb. (1846)
Passerina hirsuta L. (1753)
Passerina metnan Forssk.
Passerina polygaliifolia Lapeyr. (1813)
Piptochlamys hirsuta (L.) C.A. Mey. (1843)
Stellera hirsuta (L.) Kuntze (1891)
Tartonia ovalifolia Raf. (1840) nom. illeg.

Nombres vernáculos
(cast.) boja marina, bufalaga marina, matapollo
(cat.) bufalaza, pala marina, palmerina
(fra.) passerine hérissée, passeine hirsute
(ita.) spazzaforno, timelea barbosa

Familia
THYMELAEACEAE – Timeleáceas


Color de la flor: Amarillo o amarillento.
Floración: Octubre a Junio.
Ecología: Se cría entre los matorrales claros, espartizales, romerales y tomillares que se desarrollan en colinas secas. Se comporta como pionera en la colonización de barbechos, también aparece entre los matojos de las dunas litorales secundarias. Crece principalmente sobre substratos básicos (calizas, margas y arcillas), más raramente lo hace sobre suelos ácidos. Vive en lugares térmicos de suelos arenosos, pedregosos o rocosos, secos, pobres en materia orgánica, aunque tolera una ligera salinidad. Prospera muy bien en áreas semiáridas de ambientes secos, en exposiciones soleadas, principalmente en lugares marítimos, cálidos de tendencia árida.
Rango altitudinal: 0 – 600 (1.000) m.
Distribución: Región Mediterránea (iranoturaniana?). Disperso por toda la región mediterránea, por el N de África hasta el Anti Atlas occidental.
En la Península Ibérica aparece por toda la cornisa mediterránea desde Gerona hasta Cádiz, en la zona portuguesa del Algarbe parece haberse extinguido.



Etimologia: El nombre genérico Thymelaea proviene del griego thymelaía, -as  y la forma latina thymeláea, -ae, que son las formas como en Dioscórides y Plinio se nombraba el torvisco (Daphne gnidium, una timeleácea). El epíteto hirsuta, proviene del latín hirsútus, -a, -um = hirsuto, erizado, que en botánica significa, cubierto de pelos rígidos y ásperos al tacto, haciendo alusión a la vellosidad erizada del haz de las hojas.
Observaciones: Una de las curiosidades más sobresalientes de esta especie es su acusado polimorfismo sexual. Así encontramos poblaciones en las que casi todos los pies son femeninos o, poblaciones en los que casi todos los pies presentan flores masculinas. En muchas ocasiones los pies cambian de un sexo a otro dentro de la misma temporada de floración e incluso, pueden cambiar de sexo de un año para otro.
Etnobotánica: En ocasiones se ha usado como emoliente, en infusión de sus hojas o machacándolas y reduciéndolas a polvo. Es totalmente desaconsejable su uso puesto que se trata de un purgante muy drástico. Joan Pellicer (costumari botànic 3, Pg 236-238) nos cuenta que en la zona de Altea (Alicante), la planta picada y hecha polvo se le da a los perros para combatir los gusanos estomacales. En algunas zonas de la Vall de Gallinera (Alicante), se ha utilizado para combatir la solitaria o, en baños de asiento contra los hemorroides.
Sus dúctiles y fuertes ramas se han usado para confeccionar escobas que después se usan para barrer las eras o los hornos. De sus flexibles tallos trenzados se han confeccionado sogas y cuerdas. En ocasiones con su fuerte madera, sobre todo de la raíz una vez secada, se fabrican pequeños aperos agrícolas.