25 de julio de 2016

Plumbaginaceae: Plumbago europaea

Plumbago europaea
L. (1753)


Sinónimos
Plumbago angustifolia Spach
Plumbago europaea var. asperrima Sennen & Elías
Plumbago europaea var. glandulosa Cout. (1913)
Plumbago purpurea Salisb.
Plumbago undulata Moench

Nombres vernáculos
(cast.) Belesa; Blesa; Matapeces
(cat.) Dentelària; Faverola; Malvesc
(fr.) Dentelaire; Malherbe; Plombago
(it.) Plombaggine

Familia
PLUMBAGINACEAE – Plumbagináceas


Color de la flor: Azul, violeta o rosa, más intenso en los nervios medios de los lóbulos.
Floración: Junio a Octubre.
Ecología: Vegetación ruderal y viária. Se cría en los herbazales que se forman al borde cultivos, en las pedreras, en los taludes y, en general en lugares ruderalizados. Se desarrolla sobre substratos básicos, creciendo en lugares secos de suelos con textura arcillosa o pedregosa, pobres en nutrientes, tolerando una ligera presencia de sales. Prefiere las exposiciones soleadas y las zonas no excesivamente frías.
Rango altitudinal: 0 – 1.360 m.
Distribución: Región Mediterránea, dispersa por gran parte del S de Europa, el N de África (Argelia, Marruecos y Túnez) y el SW de Asia. Ocupa casi toda la Península Ibérica, escaseando hacia el W y el NW.





Etnobotánica: Sus hojas y raíz machacada en fresco y puesta sobre la piel tiene la propiedad de enrojecer la piel y dar sensación de calor, además de producir unas fenomenales vesículas. Estos fenómenos son conocidos como Rubefacción. Con cataplasmas así se ha pretendido combatir el lumbago, la ciática o las jaquecas, consiguiendo sólo una brutal inflamación de la piel. Uno de sus nombres vulgares, “dentelaria”, hace referencia a la supuesta propiedad de calmar los dolores de dientes con sólo masticarla. No quiero imaginar que efectos produciría en las encías y en general en toda la boca al masticar sus hojas. Según cuenta Quer en su Flora española, “esta planta echada a los ríos y balsas produce los efectos de la coca de Levante, amortiguando o embelesando la pesca, por cuya razón está prohibido su uso”. Una de las aplicaciones para la que al parecer si era efectiva fue el uso para curar la sarna, utilizando el aceite de belesa, aunque era también motivo de muchos daños por su acción vesicante.
Legislación: Esta especie se encuentra protegida legalmente según los siguientes criterios:
-       Región de Murcia; según Decreto 50/2003, de 30 de mayo por el que se crea el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia y se dictan normas para el aprovechamiento de diversas especies forestales (B.O.R.M. núm. 131, 10 de junio de 2003), dentro de la categoría: Taxon de Interés Especial.
Así mismo aparece citada en las siguientes Listas y Libros Rojos:
-       Libro Rojo de la Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia, Taxon de Interés Especial.







24 de julio de 2016

Asteraceae: Cirsium eriophorum

Cirsium eriophorum
(L.) Scop. (1772)



Sinónimos
Carduus eriophorus L. (1753)
Cirsium chodatii Barb.-Gamp. (1921)
Cirsium dinaricum Vandas (1892)
Cirsium eriophorum subsp. vulgare Petr. (1912)
Cirsium odontolepis var. melanolepis Pau
Cirsium oviforme Gaud. (1875)
Cirsium vandasii Petr. (1910)
Cirsium velenovskyi Vandas (1890)
Cnicus eriophorus (L.) Roth (1788)

Nombres vernáculos
(cast.) Cardo; Cardo lanudo
(cat.) Cardigassa vera; Espitllera
(fr.) Cirse aranéeux; Cirse laineux; Chardon laineux
(it.) Cardo lanoso; Cardo scardaccio
(ing.) Woolly thistle

Familia
ASTERACEAE (COMPOSITAE)Asteráceas (Compuestas)



Color de la flor: Purpúrea.
Floración: Julio a Octubre.
Ecología: Vegetación ruderal y viária. Se cría en los herbazales que se forman en los arcenes de pistas y caminos, en las tierras sin labor, en los márgenes de senderos, en los reposaderos del ganado, también en las escombreras e incluso en las praderas subalpinas.
Se desarrolla preferentemente sobre substrato básico, en zonas de suelos más o menos nitrificados, de textura arcillosa o limosa, secos y ricos en nutrientes. Aparece en exposiciones soleadas, preferentemente en áreas montanas.
Rango altitudinal: 600 – 2.300 m.
Distribución: Europea; dispersa por gran parte de Europa, desde la mitad N de la Península Ibérica hasta Grecia y Turquía.


Etimología: El epíteto específico “eriophorum”, proviene del latín erióphorus, -a, -um = lanífero, que tiene o produce lana y, este a su vez de griego eriophóros, -on = que produce lana o algodón, haciendo referencia a la lanosidad que presenta el capítulo floral.
Observaciones: Se ha comprobado que para la Península Ibérica existen dos áreas de distribución, los montes Palentino-leoneses y el Pirineo Central. Los táxones que aparecen en estas distintas áreas presentan diferencias significativas. Los que habitan en la montaña Palentina-leonesa tienen capítulos grandes y éstos son densamente aracnoideo-tomentosos, con los lóbulos de las hojas anchos, de fuertes espinas. Por ello algunos autores las han denominado C. eriophorum subsp chodatii (Barb.-Gamp.) Rivas Mart. & al. (1984). Los que viven en los Pirineos centrales, tienen capítulos más pequeños y son menos aracnoideo-tomentosos, con los lóbulos de las hojas más estrechas y espinas delgadas.
Autores como Petrak (1912), ya apuntaban que pese a que Cirsium eriophorum ocupa un área geográfica muy amplia, su distribución se encuentra dividida en numerosos enclaves, por lo que tiene tendencia a diferenciarse en distintas razas geográficas por aislamiento reproductivo. Posiblemente un futuro estudio más pormenorizado de la especie nos lleve a reconocer dichas variaciones geográficas.