27 de enero de 2014

Amaryllidaceae: Narcissus cantabricus


Narcissus cantabricus DC. (1816)


Sinónimos
Narcissus albicans (Haw.) Spreng.
Narcissus clusii Dunal (1847)
Narcissus foliosus (Maire) Fdez. Casas

Nombres vernáculos
(cast.) Campanitas, Narciso blanco

Familia
AMARYLLIDACEAE – Amarilidáceas


Floración: Diciembre a Abril.
Color de la Flor: Blanco.
Ecología: Prados y herbazales, fisuras y rellanos de roca, claros de matorrales y zonas abiertas de pinares, alcornocales, encinares y bosques caducifolios. Indiferente al substrato, se desarrolla sobre suelos pedregosos o rocosos, de secos a frescos y en ambientes de soleados.
Rango altitudinal: 50 – 1.000 m.
Distribución:  Región Mediterránea SW; Ibero-magrebí. Disperso por el C y S de la Península Ibérica (Sistemas Central e Ibérico, Montes de Toledo, Sierra Morena y Sierras Béticas), Argelia y Marruecos.


Observaciones: El epíteto específico “cantabricus” viene a indicar el lugar de procedencia de la especie. Curioso asunto puesto que esta planta es de distribución Ibero-norteafricana. Evidentemente se trata de otro de los múltiples errores de nomenclatura que pululan por el universo de la denominación botánica, como consecuencia de una confusión inicial en el etiquetado de la muestra. Posteriormente quien describe la especie, en este caso Alphonse De Candolle (1815), pensó que el material que tenía ante sus ojos provenía de la zona de Picos de Europa y por ello la denominó “cantabricus”, perpetuando el error sine díe.
En algunas zonas ibéricas debido a su rareza o escasez, esta especie se encuentra protegida legalmente según los siguientes criterios:
-   Comunidad de Madrid; según Decreto 18/1992 de 26 de marzo, por el que se aprueba el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres y se crea la categoría de árboles singulares. (B.O.C.M. núm. 85, 9 de abril de 1992); dentro de la categoría: Taxon Vulnerable.

Procedencia de las fotografías:
Sierra Parda (Ma) [1, 2, 3 & 4]

4 comentarios:

  1. Preciosa especie y preciosas fotos Enric.
    Saludos y felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios, Manuel Antonio. La verdad es que con modelos tan perfectos es difícil no hacer un buen trabajo.
    Un Saludo, compañero.

    ResponderEliminar
  3. Enric, vaya color blanco más puro, intenso e inmaculado. Es una chulada de planta y tus fotos son fantásticas y realzan su belleza. Te felicito. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus palabras, Juan. En realidad en vivo y en directo este narciso es una auténtica gozada, sobre todo si lo puedes ver en las repisas de los roquedos rojizos de Sierra Parda o Sierra Bermeja donde destaca con todo su blanco esplendor.

      Eliminar