30 de noviembre de 2014

Anacardiaceae: Pistacia lentiscus


Pistacia lentiscus
L. (1753)


Sinónimos
Lentiscus vulgaris Fourr.
Terebinthus lentiscus (L.) Moench.

Nombres vernáculos
(cast.) Charneca; Lentisco; Mata
(cat.) Llentiscle; Mata

Familia
ANACARDIACEAEAnacardiáceas



Color de la flor: Verdoso o rojizo.
Floración: Marzo a Mayo.
Ecología: Forma parte de matorrales, garrigas, pinares, coscojares y encinares claros. Se cría en collados, laderas rocosas o pedregosas, gargantas y cerros. Indiferente al substrato, se desarrolla principalmente en lugares de suelos pedregosos, secos y en exposiciones de soleadas a ligeramente sombreadas. No soporta las heladas severas y continuadas, por lo que crece en regiones de clima relativamente suave. Aguanta bien la sequía y la salinidad ambiental y edáfica, por ello suele criarse abundante en zonas litorales, secas.
Rango altitudinal: 0 – 1.250 m.
Distribución: Circunmediterránea y Macaronésica. Aparece dispersa por la Europa mediterránea, el N de África y el próximo oriente. Introducida en Méjico, se ha asilvestrado en regiones cálidas con lluvias estacionales de estío.
En la Península Ibérica es frecuente por la mitad oriental y sur, las Baleares y las Canarias.


Observaciones: Quizás el lentisco sea el arbolillo más característico del mediterráneo. Abundante en toda la cuenca, ha sido usado desde muy antiguo por el hombre. Se conoce como Almáciga o Mástique a la resina que exudan naturalmente los troncos de este arbolillo, aunque también se puede obtener haciendo unas incisiones en el tronco, de donde se recolectan unas perlas de resina que se pueden coger al día siguiente.
En la Grecia antigua estas perlas de lentisco o mástique se usaban como masticatorio como aperitivo y desinfectante de las encías. Eso sí, hay que aguantar su amargor y la excesiva salivación que producen.
En la isla griega de Quío, todavía se cultiva el lentisco para la elaboración de un licor, el ouzo, el cual se aromatiza con resina de lentisco o cornicabra, semillas de anís y otras especies (coriandro, clavo o canela).
En medicina popular, el lentisco se ha empleado contra los problemas catarrales pulmonares, en el tratamiento de la gota y el reumatismo. También encuentra aplicaciones en los tratamientos contra la diarrea, gonorrea y leucorrea. Es un buen anestésico contra el dolor de muelas y en lociones externas se usa para cicatrizar heridas, contener hemorragias y aliviar picaduras de insectos. Es muy común emplearlo para la confección de cementos dentales, especialmente para remediar la caries, en tratamientos de halitosis y fortalecimiento de encías. Otro uso bastante común es el emplearlo para la confección de barnices.
Su madera fue ampliamente utilizada como carbón de alta calidad, por ello las masas que aun se conservan en nuestra Península Ibérica están compuestas generalmente de arbustos bajos, casi desaparecieron los altos arbolillos que pueden llegar (en buenas condiciones) hasta los 8 m.
De sus frutos se extrae el aceite de lentisquina, utilizado para el alumbrado y el consumo humano y animal. Estos frutos son un alimento preferente de pájaros, los cuales ayudan a su dispersión.
En ocasiones en sus hojas podremos observar unas pequeñas agallas arriñonadas de color rojizo, producidas por la picadura del llamado pulgón del lentisco (Aploneura lentisci).


En algunos lugares de nuestro territorio se encuentra protegido legalmente según los siguientes criterios:
-       Andalucía; según Orden 2 de junio de 1997, por la que se regula la recolección de ciertas especies vegetales en los terrenos forestales de propiedad privada en la Comunidad Autónoma de Andalucía (B.O.J.A. núm. 71 21 de junio de 1997), dentro de la categoría: Taxon de aprovechamiento regulado en terrenos forestales privados.
-       Canarias; según Orden de 20 de febrero de 1991, sobre la protección de especies de flora vascular silvestre de la Comunidad Autónoma de Canarias (B.O.C. núm 35 de 18 de marzo de 1991), dentro de la categoría: Taxon Protegido en todo el territorio de la Comunida Autónoma de Canarias.
Está citada en las siguientes Listas y Libros Rojos:
-       Lista Roja de la Flora Vascular de la CAPV; Taxon de preocupación menor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada